noticias

Le evolución del lector

libro otoño hojas

“Desde hace un par de meses siento que muchas de las novelas negras y thrillers ya no me transmiten nada”

 

En la vida de todos los lectores siempre hay épocas de cambios, de madurez, de nuevas perspectivas… en definitiva, hay un momento en el que la persona decide cambiar el rumbo de sus lecturas. En esta entrada de hoy, os quiero contar mi caso particular en el que se va gestando un cambio de tendencia que viene para quedarse.

 

Desde pequeño me ha encantado leer. La colección de cuentos clásicos que mis padres me compraron me animaron con la lectura y después, poco a poco, fui creciendo y orientándome a otros géneros literarios. La fantasía fue una predilección en mi adolescencia con Harry Potter, Memorias de Idhún o El Señor de los Anillos, libros que me llevaban a un mundo de fantasía para meterme de lleno en aventuras increíbles que me dejaban la boca abierta.

 

Fui creciendo y la novela histórica fue haciéndose hueco en mi estantería. Novelas del tipo de Ken Follett, Idelfonso Falcones y otros fueron copando los espacios de mi pequeña librería. Había pasado de un extremo a otro pero me sentía cómodo. Más adelante vino la novela de terror con la que a día de hoy sigo enamorado pero leo muy poco por miedo a la decepción porque es un género que tira de tópicos y del que poco se innova. Ya en la universidad la novela negra fue otro de los grandes referentes y casi la que ocupó diez años de mi vida hasta hoy.

 

Desde hace un par de meses siento que la novela negra y el thriller ya no me transmiten nada. Las leo, me pueden gustar o no, pero no son capaces de hacerme sentir lo que quiere conseguir el autor o autora. He llegado a descubrir una serie de patrones que se repiten una y otra vez en todas los libros del género que consiguen que me aburra o que no llegue a empatizar con la trama. Como siempre, en el medio, hay mucha novela que tiene un nivel bastante bajo y hace que aborrezca mucho más el género.

 

En este momento de vida estoy en la busca de novelas que me hagan sentir, que el autor llegue a mi alma o corazón y lo toque ya sea de alegría o de tristeza. Estoy cansado de libros vacíos que tiran de los tópicos para vender y vender pero que se olvidan de hacer que el propio lector pueda removerse a fuerza en su silla, que se sobresalte, que cierre el libro y coja respiración por lo que está leyendo.

 

Hay mucho que leer y poco es el tiempo del que disponemos por eso es hora de elegir bien, pensárselo dos veces y coger una novela con la que sientas que el autor pueda mover al lector de su sillón y zarandearlo.

 

Esta decisión la he tomado en base a una serie de lecturas que me gustaron pero que no consiguieron atraparme. Por eso, la tendencia de lecturas en el blog cambiará un poco a partir de ahora ya que la novela negra/thriller, que es lo que más traía al blog, dejará paso a otro tipo de novelas distintas y con un corte mas contemporáneo, sin encasillarse en un género. Sacaré las reseñas que tengo pendientes pero veréis una serie de cambios en las lecturas. Me siento que es un paso más en mi evolución de lector porque cada vez exijo y busco mucho más y se que hay autores y autoras maravillosas esperándome a la vuelta de la esquina y de los que me estoy haciendo acopio.

 

Si estáis en esa misma situación, no tengáis miedo; es normal. La vida cambia y con ella crecemos tanto a nivel físico como mental y lo que está por delante son diferentes retos u objetivos que tenemos que conseguir. Lo que te ha gustado hace quince años a lo mejor no te gusta ahora pero es por el bagaje literario que llevas encima y no por eso hace que una novela sea mala sino que consigue que uno se de cuenta de que evoluciona como lector y eso es lo más maravilloso para una persona que ama los libros.

 

¿Vosotros habéis cambiado como lectores? ¿Cómo han evolucionado vuestros gustos literarios a lo largo de los últimos años? Espero vuestros comentarios más abajo 🙂

Tagged , ,

5 thoughts on “Le evolución del lector

  1. Hola!
    Te entiendo perfectamente, precisamente he pasado por varias “evoluciones” de este tipo a lo largo de los años.
    Una cuando abandoné los libros juveniles, otra cuando dejé la novela negra, cuando me sumergí en los clásicos (que llegaron para quedarse) y ahora he abandonado las distopías. La fantasía y ciencia ficción siguen en pie.
    Esto ha provocado que las visitas en mi blog disminuyeran porque mi público habitual no estaba interesado en lecturas diferentes, pero mejoró enormemente la calidad de mis lecturas, que es realmente lo que cuenta jajaja
    Buena entrada!
    Saludos 😉

  2. Muy interesante tu entrada, Chema, y muy certera. Me identifico mucho contigo. Yo también he sufrido una evolución a lo largo de mis años lectores.
    Yo comencé, a parte de lecturas infantiles y las obligadas del cole, con chick-lit y novelas románticas sencillitas, de fácil comprensión y argumentos que ahora veo muy manidos. Después pasé a novela histórica, igual que tú (has nombrado dos de mis grandes escritores históricos) y luego me volqué con la novela negra y thriller (terror no, que soy una cagona). Pero últimamente lo que más leo es novela intimista, de esa que toca la patata con sus reflexiones y que te hace vibrar, aunque la intercalo con novela negra, thriller y clásicos, incluso cuentos, pero en menor medida.

    Excelente idea esta de compartir tu progreso.
    Besos.

  3. Hola! La verdad es que me siento muy identificada con tu entrada y tus vivencias literarias. Llevo uno meses que lo que más me llena leer son novelas de trillers y policiacas que hasta hace un año no me llenaban tanto. La literatura juvenil creo que está sumida en demasiados tópicos y aunque, de vez en cuando leo alguno no los disfruto tanto como hace tres o cuatro años.

    Un saludo,
    Los viajes de Ane

  4. ¡Hola!
    Es normal que cambien nuestros gustos a lo largo de nuestra vida, a mí hasta hace dos años o así me encantaban las novelas juveniles romanticonas, que ahora leo muy de vez en cuando (fue terminar con True Blood y adiós inspiración T__T ). Últimamente me fijo en novelas completamente diferentes y que veo que me pueden aportar mucho más que estas otras de las que era tan asidua. A saber en otros dos años qué estoy leyendo.
    En fin, que aquí seguiré, leyéndote =)
    ¡Un saludo!

  5. ¡Hola!
    Los gustos literarios va cambiando según vamos creciendo o vamos descubriendo otros géneros, pero es lógico, también vamos consiguiendo madurez lectora y lo que nos gustaba con 11 años no nos pueden gustar con 30.
    Yo también me he dado cuenta de que mis gustos me han cambiado, de hecho se lo comenté a mi pareja hace un par de meses, de que los géneros juveniles o de fantasía ya no me llenan tanto; me gustan pero no me apasiona. Ahora mismo me entretiene, no me apasiona, pero he encontrado thriller que sí que me han fascinado más, que han hecho que no pueda dejar de leer, que es lo que busco.
    Otro género que me está gustando es el clásico, no tengo la suerte te leerlo más a menudo, pero lo poco que he leído me ha gustado.

    Besos ^^

Deja un comentario para poder leer tu opinión.