Reseña: La Casa, de Fernando Rueda

9:30


Hace ahora veinticinco años se publicaba La Casa, el primer libro que se atrevía en España a desvelar los misterios del entonces Cesid, ahora CNI. Fue tal el impacto que produjo, que durante tres meses fue el libro de no ficción más vendido en toda España. Hasta en el Congreso dos diputados —Álvarez Cascos, del PP, y Mur, del PAR— criticaron al entonces gobierno socialista por no contar lo que ya sabían gracias a La Casa.


Allá por 1993, el periodista Fernando Rueda publicaba La Casa, una novela de no ficción en la que ponía al descubierto uno de los mayores secretos de Estado de todos los tiempo de la democracia; el servicio nacional de inteligencia. En el libro se destripaban todos los secretos que tenían que ver con el CESID (ahora llamado CNI) y como el era el funcionamiento de un servicio de inteligencia que quería avanzar y conseguir ser uno de los más eficaces de Europa. Con el motivo de la salida de La Casa II, Roca Editorial ha reeditado el libro en una nueva versión y con el prólogo de Alberto Saiz, exdirector del CNI.

Como bien dice Fernando en la nota del autor, este libro ya se puede considerar historia ya que han pasado más de 25 años de la publicación de este libro y como tal habría que tratarlo como documentos del pasado porque la información está un poco desfasada. No por ello no deja de ser interesante conocer como funcionaban los antiguos servicios secretos en nuestro país.

Me llama mucho la atención como era el funcionamiento de este servicio antes de la democracia y en los primeros años ya que estaba controlado por los militares y excusaba de ser uno de los mejores. En un país en el que se salía de la dictadura y los militares estaban confabulando para hacer golpes de Estado, era complicado mantener cierta cordura en la institución.

El general Manglano, el nuevo director del CESID, tomaba posesión para modernizar la institución y para ello llevó a cabo una serie de cambios para hacer operativo los servicios secretos. Lo primero fue tener independencia del ejercito, que los civiles formaran parte del CESID, gran apoyo por parte del Ministro de Defensa para una inversión suficientemente alta y que supusiera un empuje a todos los cambios que quería llevar. Manglano cambió La Casa de arriba a abajo y todo con el único propósito de modernizar y hacer efectivo los servicios de inteligencia.

Fernando Rueda nos habla de algunos de los departamentos que podíamos encontrar en el CESID, como el grupo de apoyo operativo que era la élite de la institución el servicio de contrainteligencia. Cada uno de ellos tenía una misión distinta y tenían que llevarla con la mayor discreción posible. Es interesante saber como los servicios secretos han parado multitud de golpes de Estado por parte de los militares, la entrada de espías de la URSS a nuestro país o parar ciertas actividades sospechosas de diferentes grupos o servicios secretos. Todo lo que se nos presenta son casos reales y que han sido investigados por el autor.

Pese a los años que han pasado de la publicación no deja de sorprenderme la pericia de los espías en aquella época con los medios que contaban o incluso con ciertos aparatos que debían de parecer ciencia ficción y que estaban adelantados a la sociedad en general. Un libro con historia y que consigue que reflexionemos sobre el papel de nuestro servicio secreto y como gracias a ellos, han parado cientos de ataques terroristas, golpes de Estado, secuestros...

En definitiva, La Casa es un auténtico libro de investigación para conocer el entramado del CESID, ahora CNI, un laberinto de departamentos con diferentes objetivos y es estar un paso adelante de los terroristas, traficantes, espías de otros países. Muy interesante y a la par que didáctico, todo lo que nos cuenta Fernando Rueda en esta obra que pasará a la historia por sacar a la luz uno de los grandes secretos de nuestro país. Con la salida inminente de La Casa II, estoy deseando conocer que es lo nos tiene preparado Fernando.


Puedes comprar el libro aquí: La Casa

¿Has leído el libro? ¿Qué te ha parecido? ¿Conocías el CESID y las funciones que desempeñaba? Espero tus comentarios más abajo :)

También te gustará

0 comentarios

Gracias por comentar.