Reseña: El día que el mundo amaneció al revés, de Eva Moreno

9:30


La novela ganadora del segundo Premio Boolino de Literatura Infantil. Berto y sus amigos intentan averiguar por qué, de la noche a la mañana, sus padres y todos los demás adultos se comportan como si tuvieran tres años. O más bien, como si se hubieran vuelto totalmente locos. ¿Tendrá algo que ver el extraño humo rosa que sale de la chimenea de la fábrica de juguetes? Con las calles convertidas en campos de batalla, ellos emprenden una aventura llena de peligros y diversión a partes iguales. Y mientras tanto, la persona que está secuestrando a los niños de la ciudad acecha.


No soy mucho de leer literatura infantil pero este libro me llamó la atención por la premisa que leí en la sinopsis y porque me recordaba a un libro que leí cuando era pequeño, dentro de la colección El Barco de Vapor.

Berto es un niño que en un día normal y corriente se despierta y no escucha a sus padres por la mañana en la cocina de su casa. Se levanta sabiendo que algo raro está pasando y descubre que están en la cama durmiendo. Al despertarlos ve que sus padres se están comportando de una manera bastante extraña, como si fueran niños pequeños. Berto sale de casa y encuentra a diferentes amigos que les está sucediendo lo mismo. Los niños piensan que este fenómeno extraño debe de ser causada por el humo rosa que está saliendo por la chimenea de la fábrica de juguetes. Allí se dirigen nuestros personajes, necesitan saber que está sucediendo y como revertir la situación.

Es un libro simpático y diferente por el que veremos coger el rol adultos en los niños de la historia. Vemos como se responsabilizan y como sus actos toman otro tipo de cariz a lo largo de las páginas. Creo que el inicio y el desarrollo se plantean de una forma bastante efectiva pero que a medida que llega el final las situaciones se van descontrolando y el desenlace se vuelve muy precipitado.

Es el gran fallo que le veo a este libro y es que podía terminar de una manera distinta para que el mensaje quedara bastante claro pero todo se convierte en el clásico "chim-pum" y listo. Bastante decepcionante en ese aspecto.

Los personajes son los típicos de este tipo de historias y aunque entren dentro del cliché pues a los niños le van a gustar y se van a sentir identificados con cada uno de los que aparecen en la historia.

En definitiva, El día que el mundo amaneció al revés es una historia simpática que seguro los niños van a disfrutar porque se sentirán identificados con los protagonistas. Un buen planteamiento que está medianamente bien desarrollado pero que tiene un desenlace bastante mediocre que no me termina de convencer por el típico caso de precipitación para rematar todo el libro.


Puedes comprar el libro aquí: El día que el mundo amaneció al revés

¿Has leído el libro? ¿Te llama la atención? ¿Se lo comprarías a tus hijos, hermanos, sobrinos, etc.? Espero tus opiniones más abajo :)

También te gustará

1 comentarios

  1. Pese a esa decepción, parece un buen libro para los peques. Lo tendré en cuenta para regalo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.