reseña

Reseña: Las lágrimas de Claire Jones, de Berna Gonzázlez Harbour

La comisaria María Ruiz se encuentra desterrada en una de las provincias españolas más tristes para una investigadora criminal. En Soria el último suceso irresuelto del que se tiene noticia ocurrió en 1954, cuando una mujer que presuntamente asesinó a su marido con matarratas desapareció para siempre. De estar viva, tendría 101 años.
Desde que la destinaron a Soria, sacándola de la fiebre de Madrid, la comisaria Ruiz viaja todos los fines de semana a Ávila, donde acompaña en su trance entre la vida y la muerte a su compañero Tomás, que está en coma. Su viejo amigo, el comisario Carlos, finalmente ha conseguido convencerla para que un fin de semana se airee y vaya a visitarlo a Santander. Pero lo que tenían que ser un par de días de tranquilidad se convierte en el mejor incentivo para la comisaria Ruiz. El nuevo caso que Carlos tiene entre manos arranca con un coche abandonado en la zona del puerto. En el maletero, una chica muerta, y en el asiento del copiloto, un ejemplar del periódico The Times con fecha del 15 de octubre de 1998 y una noticia recortada. 
A estas pistas tendrá que enfrentarse una comisaria a quien el caso no le pertenece, pero que ella sí que necesita para no perder la cabeza y volver a sentirse realmente en activo y cercana a la realidad que mejor la define.

Os tengo que confesar algo. Tengo que admitir que soy tonto por no saber que Berna González Harbour llevaba a sus espaldas dos novelas publicadas sobre la comisaria Ruiz. A la autora la conozco por El País pero vamos, desconocía por completo esta faceta de ella y me ha sorprendido muy gratamente. Una vez leída esta novela, queda claro que me tengo que poner al día con las anteriores novelas.

María Ruiz se encuentra en una comisaria de Soria después de los sucesos acontecidos en la novela anterior. Todos los fines de semana se desplaza a Ávila para conocer el estado de salud de Tomás, postrado en una cama de un hospital en coma. Cuando su amigo y comisario Carlos, lo llama de Santander, ella viaja hasta allí para desconectar un par de días de todo lo que está sucediendo en su vida. Allí se verá envuelta en una investigación y un misterio que la dejará profundamente preocupada: la aparición del cadaver de una joven en el maletero de un coche. A partir de aquí, María Ruiz con la ayuda de Carlos, el periodista Luna y su compañero Martín intentarán descubrir la verdad sobre el caso y los llevará a los bajos fondos policiales y de la miseria moral humana.

Como comprenderéis, a partir de aquí haré la reseña en base a la María que conozco de esta novela y no de las anteriores pese a que en el libro nos dan pequeñas piezas de los sucesos del pasado para entenderla. He empatizado con María Ruiz desde el principio. He comprendido todo por lo que ha pasado y lo que está pasando. Entiendo perfectamente en la situación en la que se está metiendo a la  vez con lo que carga de su pasado. Es importante saber que es lo que lleva detrás porque podemos observar el peso que la atormenta y que lleva cargando desde hace tiempo.

No es una novela que se convierta en un page-turner como los thrillers policíacos que podemos encontrar en verano y que puedan ser algo más lights. Me ha gustado como la autora ha sabido mantener la tensión en todo momento del relato para conseguir que el lector se mantenga atento a cada una de las páginas. Una vez que comienzas, se lee poco a poco para que levantes la vista y te preguntes que hora es pero sin el sentimiento de decir que esto han pasado muchísimas acciones que te dejen sin respiración.

El libro tiene dos e incluso tres voces que podremos descubrir. La primera tiene que ver con la propia comisaria Ruiz para resolver el crimen mencionado, el segundo tendrá que ver con la joven Claire Jones y todos los misterios que rodean su miserable vida y el tercero será Marco Junior, un joven policía que tendrá mucho que contar y esconder. Estas tres voces se irán turnando en la novela para narrarnos una historia única.

Por si fuera poco, la trama está muy bien hilada y estructurada. Dejando ver al lector lo que nos espera por delante y a la vez, desvelar algunos secretos que se irán planteando. El final creo que ha sido un broche de oro a una historia interesante de principio a fin y que ha dejado ciertos hilos abiertos pero que de seguro volveremos a ver en la siguiente aparición de la comisaria Ruiz.

En definitiva, Las lágrimas de Claire Jones es una buena novela del género negro con una fuerza impresionante en sus personajes que consigue que se te queden grabados en tu memoria. La autora ha conseguido unir buena historia con buenos personajes para dar con una novela potente que seguro que disfrutarán los amantes del género. Se me ha hecho corta y por si fuera poco, me han entrado ganas de conocer mucho más a la comisaria Ruiz y que espero hacer leyendo sus dos novelas anteriores.

Puedes comprar el libro aquí: Las lágrimas de Claire Jones

¿Has leído este libro o los anteriores de la comisaria Ruiz? ¿Qué te han parecido los anteriores o esta novela? Espero tus comentarios más abajo 🙂

3 thoughts on “Reseña: Las lágrimas de Claire Jones, de Berna Gonzázlez Harbour

  1. Lo conocía la novela, pero no me importaría leer a esta autora, pero empezaré por el primero, soy de empezar las series desde el principio para no perderme nada.
    Besos

Deja un comentario para poder leer tu opinión.