Gonzalo Giner: "Me apasiona describir las vidas de mis personajes y me encanta tratar de seducir a los lectores con mis historias"

9:30


Gonzalo Giner (Madrid, 1962) entró de lleno en el mundo literario allá por el 2004 con La cuarta alianza, una novela histórica que marcaría la senda de su carrera. Han pasado trece años desde aquella publicación y en marzo de este año publica su sexta novela; Las ventanas del cielo. Una novela que nos habla del arte vidriero de la época Medieval y que acompañaremos a Hugo de Covarrubias en sus aventuras en un barco ballenero, a África o ciudades como Burgos, Brujas o Lovaina. Gonzalo quiere que sus lectores se metan de lleno en un mundo de aventuras, sorpresas e historia.

- Llevas publicadas seis novelas con esta última. ¿Cómo crees que ha sido tu evolución como escritor a lo largo de tus publicaciones?

Desde mi primera novela, La cuarta alianza, he tratado de mejorar mi estilo y de aprender a comunicar mejor mis emociones a los lectores desarrollando con más profundidad las tramas, que además son más cuidadas. Considero que en los últimos títulos he ido mejorando el trabajo con los personajes para profundizar en sus personalidades, algo que quizá descuidaba en las primeras. 

- ¿Esperas repetir éxito o superarte con Las ventanas del cielo?

Ojalá, porque he intentado crecer como escritor con ella. Cuando terminé de escribirla sentí que lo había dado todo, de verdad. El éxito lo siento cuando en las diferentes ferias del libro me viene cada vez más gente que ha leído toda mi obra y me cuenta sus gratas sensaciones. La magia de este trabajo es esa; comunicarte con un lector durante unos días o semanas que participa intensamente de lo que has creado. 

- Hablemos un poco de tu novela. ¿Qué se encontrará el lector en las páginas de Las ventanas del cielo?

Una historia de aventuras con un trasfondo histórico apasionante que tiene como eje vertebral el arte de las vidrieras; esas joyas que dan vida y luz a las catedrales góticas. Para ello le arrastraré a la Edad Media, a recorrer escenarios tan dispares como una feria medieval en Medina del Campo, a vivir una épica aventura cazando ballenas en los mares más fríos de la tierra, o a sentir el extremo calor que emana de un desierto salino en el norte de África. Pero sobre todo y de la mano del protagonista principal, Hugo de Covarrubias, a sentir en primera persona el sorprendente y desconocido oficio que desempeñaron los maestros vidrieros, en una historia salpicada de amores y desamores, traiciones, huidas, y secretos por descubrir. 

- ¿Cómo surgió la historia de la novela?

La idea me vino durante una visita a la catedral de Milán, a media tarde, cuando me asaltó un espectacular chorro de colores que procedía del magnífico rosetón que embellece su entrada; un efecto lumínico y sensorial que cada atardecer va recorriendo el eje central de ese magnífico templo hasta terminar “besando” su altar. 

- Me imagino que el proceso de documentación te habrá llevado muchas horas de trabajo.

Muchas, muchísimas… Cuando surgió la idea de la novela no conocía nada sobre la construcción de las vidrieras, la pesca de las ballenas, o el mercado de la sal en el medioevo. Esas y otras muchas tramas históricas incluidas en la novela necesito “vivirlas” primero para poder contarlas después sin resultar tediosas. Tardé unos ocho meses en hacerme con una pila de libros de todas estas temáticas que me fui leyendo para extraer lo más interesante de ellas de cara al lector. Además, soy de los autores que necesitan tener toda la novela en la cabeza antes de empezar a escribirla. 

- ¿Cómo ha sido esa búsqueda de información previa?

Laboriosa, como digo, pero a la vez fascinante. 

Reconozco que, entre todo el material documental empleado, el más útil surgió de mi relación con un maestro vidriero, Luis García Zurdo, considerado como el mejor vidrierista medieval que tenemos en España. Junto a él viví todo el proceso, resolvió todas mis dudas, y me animó a prestigiar esta actividad artística que no ha sido suficientemente reconocida todavía. 

- Haciendo un cálculo entre documentación y escritura del libro. ¿Cuánto tiempo te ha llevado preparar todo el libro hasta entregarlo a la editorial?

Me ha llevado algo más de dos años. Su escritura, revisiones y correcciones me han ocupado algo más de 16 meses. Puede parecer mucho tiempo, pero te aseguro que ha sido una experiencia de lo más gratificante. Disfruto muchísimo escribiendo. Me apasiona describir las vidas de mis personajes y me encanta tratar de seducir a los lectores con mis historias. Ellos dirán si lo consigo o no. 

- De todos los personajes que encontramos en la novela. ¿Con cuál te quedarías o con el que te sientes más identificado? ¿Por qué?

Con Hugo de Covarrubias. Sus dudas vitales son y han sido las mías. La forma de crecer como persona a través de la ayuda de otros personajes que se cruzan en su camino ha sido mi forma de crecer. Además de Hugo destacaría la personalidad de Azerwan, un beduino contador de leyendas, capaz de trasladar en sus palabras una sabiduría de vida que hará meditar a quien se asome a estas “ventanas del cielo”.

- De todas tus novelas. ¿Cuál es la más especial para ti?

Creo que la más impactante, y emotiva es El jinete del silencio. La que me ha dado más alegrías y público sin duda ha sido El sanador de caballos. Pero la más completa y que se leerá en un suspiro es esta última; Las ventanas del cielo

- Muchos autores siguen un guion muy estricto a la hora de escribir, siguen las pautas sin salirse del camino. ¿Te consideras que eres igual o por el contrario una vez que empiezas a escribir te dejas llevar por las situaciones del momento?

Soy extremadamente metódico. Mi novela está dibujada y esquematizada en varios folios que tomo como guía para después empezar a escribir. Es lógico que las tramas crezcan por si solas y los personajes también, pero de todos modos trato de ceñirme a la idea establecida de antemano. Mis novelas, como son de corte histórico, no permiten desviarte demasiado de lo que quieres contar.

-Para terminar, resume en una frase o una palabra tu novela para aquellos lectores que estén indecisos.

Con Las ventanas del cielo vas a entender cómo las catedrales góticas terminaron siendo verdaderos sagrarios de luz y color de la mano de unos hombres grandes; déjate emocionar por ellas y por ellos…

También te gustará

2 comentarios

  1. Que buena entrevista y que pinta tiene su nuevo libro, un beso

    ResponderEliminar
  2. Qué gran entrevista! Y me recuerdas que aún tengo pendiente estrenarme con este autor.
    Besotes!!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.