Opinión sobre la compra de Ediciones B por parte de Penguin Random House

9:30


          Hace casi una semana saltaba la noticia de que el grupo editorial Penguin Random House compraba a Ediciones B, perteneciente al grupo Zeta. El bombazo fue inmediato tanto por el precio pagado por PRH, unos 40 millones de euros, como por el futuro de B ante su inmediata compra por uno de los grandes grupos editoriales a nivel mundial. En esta entrada, quiero dar mi opinión sobre este suceso.

          El Grupo Zeta es una empresa que desde hace un par de años tiene ciertos problemas económicos por la pérdida de venta de ejemplares de su principal línea de negocio: periódicos y revistas. Ante los cambios que se están generando en el ámbito periodístico hacia lo digital, la empresa está sufre los vaivenes del mercado publicitario sin un rumbo fijo en su meta de negocio. El presidente de Zeta, Antonio Asensio, ha dejado claro que lo primordial de su negocio son los periódicos y para solventar las deudas que tienen contraídas con el banco, tuvieron que vender Ediciones B a Penguin Random House. Como habéis leído claramente, el grupo Zeta es una empresa y como tal tiene que sobrevivir para salir adelante, creo que es justo y necesario que se desprenda de alguno de sus activos, en este caso Ediciones B, para que su viabilidad económica sea positiva. Mejor eso que echar el cierre y despedir a todos los trabajadores. Creo que es algo normal y lícito que se intente salvar una empresa ante sus problemas financieros, de ahí que piense que por una parte es algo positivo en relación a Zeta y en especial a Ediciones B porque se apuesta porque el trabajo editorial continúe y no se cierra a la mínima de cambio.

          Por otro lado, señalar que también es algo triste que lleguemos a esta situación en la que el mercado editorial español e hispanoamericano se concentre en dos grupos: Planeta y Penguin Random House que son los que se cortan gran parte de pastel editorial. Cada vez hay más presión por parte de estos grupos hacia las editoriales pequeñas que tienen muchísima tensión cada vez que sucede un proceso de concentración, su margen de maniobra es mucho más pequeño.

          Mirando la parte positiva, sabemos que Penguin Random House, mantendrá en su haber todos los sellos de B (Nova, B de Block, Bruguera, Vergara...) que hará algún pequeño retoque en cuanto a la dimensión y su enfoque editorial pero que mantendrá la esencia de B ganando grandes autores como David Baldacci, Anne Rice, Brandon Sanderson... tiene un caramelo muy fuerte que debe saber aprovechar del todo para sacarle todo el rendimiento posible.

          ¿Y en relación a todos sus trabajadores? Solamente lo saben las empresas dependiendo del acuerdo que hayan firmado pero espero que no sufran una sangría de empleados. Siendo sincero, creo que los trabajadores de B deberían integrarse plenamente en PRH porque de ellos es mantener la esencia de todos los sellos.

          Como habéis visto, sentimientos encontrados en esta compra pero solo espero que podamos salir ganando tanto los lectores como los trabajadores. En relación a las editoriales más pequeñas que ven mucha más presión sobre ellos, creo que el trabajo más sofisticado de edición que hacen con los pocos títulos que sacan al año al mercado, los convierten en algo diferenciador y que el lector agradece por lo que seguirán existiendo por muchos años. ¿Qué opinas tu sobre el asunto? ¿Qué te parece esta compra tan inesperada?

ACTUALIZACIÓN: Al parecer unas de las condiciones de esta compra es un ERE previo por parte del Grupo Zeta a Ediciones B para su entrada en Penguin Random House. Se espera que después de Semana Santa empiecen las negociaciones con los 70 trabajadores de B.

También te gustará

4 comentarios

  1. Hola!! No tenía ni idea... a mi también me ha dado bastante pena. Está bien porque supongo que lo que nos llegue a nosotros de ediciones B será más o menos lo mismo, pero es cierto lo de que es triste que todo acabe dominado por dos grandes editoriales....

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Desafortunadamente, el mercado editorial español empieza a carecer de la sana competición, lo cual se traduce en los altísimos precios de los libros, a nivel de la mucho más rica y aficionada a la lectura Alemania. Muy triste.

    ResponderEliminar
  3. No sé si sabes pero parece que vana a hacer un ERE, asi que.. a mi cuando lo vi no me pareció mal, pero luego creo que habrá consecuencias, ojalá me equivoqué

    ResponderEliminar
  4. No sé mucho del mundo editorial, pero lo que sí dice la experiencia es que en las compras de empresas, fusiones o absorciones los trabajadores antes o después salen perdiendo, no se suelen mantener las empresas separadas mucho tiempo. Y para los consumidores también es mejor que haya muchas empresas por variedad, competencia, etc.
    Espero que en este caso no sea perjudicial para nadie.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.