Reseña: Mondragó: Dragones de tierra, de Ana Galán

9:30



          El travieso Mondragó vuelve a hacer de las suyas. Alborota a todos los dragones en las dragoneras del colegio y el director le da a Cale un ultimátum: si quiere seguir llevando a su dragón con él, debe ir todas las tardes a la dragonería para que sea adiestrado. Una vez allí, Antón, el dragonero, le pide ayuda a Cale con las incubadoras de las futuras crías de dragones. El trabajo parece fácil, hasta que alguien… o algo… los encierra en la incubadora horno de los compactiformes y unos extraños seres disfrazados de plantas roban algunos huevos de dragón. ¡URGENTE! ¡Cale y sus amigos deben recuperarlos antes de que sea demasiado tarde!


          Una aventura para los más pequeños. Una historia que les enseñará la importancia de tener responsabilidades viéndolo a través de los ojos de nuestro protagonista Cale. Un niño que está entrenando para competir con su dragón Mondragó.

          Se trata del primer libro de una nueva serie de este entrañable dragón. Un dragón que no vuela pero es tan divertido y bueno que enamora al lector. Cale es su dueño y juntos hacen un equipo perfecto ayudando a sus amigos a resolver problemas.

          En esta ocasión, están en el colegio cuando Antón, el dragoneo del reino requiere su ayuda. Cale al ser hijo del alcalde debe formarse en la cría de dragones ya que son los dragones que en el futuro serán de los niños que vayan a la escuela. Durante el aprendizaje de Cale descubriremos todos los tipos de dragones que hay, y a su misma vez Cale entenderá por qué Mondragó es tan especial. 

          Pero no todo es perfecto, porque mientras están observando los huevos de dragón comienzan a suceder cosas extrañas que pondrán en peligro las incubadoras y allí tendrán que estar Cale y Mondragó para solucionarlo, pero no estarán solos. Todos los amigos de Cale los ayudarán.

          Un libro bueno, con mucha acción y perfecto para aquellos niños que les encanta la fantasía, y sobre todo los dragones. Con unas ilustraciones preciosas que harán que la lectura sea aún más mágica. Un regalo ideal para los peques porque hará que su imaginación vuele y aprendan mucho sobre dragones y su cría. Además enseña mucho acerca de la responsabilidad y la amistad, ya que Cale y sus amigos lo hacen todo ayudándose unos a otros. Y es precioso ver esa relación y más aún la de Cale y su dragón.

        En definitiva, Mondragó: Dragones de tierra tiene un final muy abierto pero que lejos de no gustar invita a querer saber más de las aventuras de estros chicos y sus dragones. Sin duda volveré a sumergirme en el mundo de los dragones de tierra.


Puedes comprar el libro aquí: Mondragó: Dragones de tierra

¿Has leído el libro o la anterior serie de este dragón? ¿Qué te ha parecido? Espero tus opiniones más abajo :)

También te gustará

0 comentarios

Gracias por comentar.