reseña

Reseña: El carbonero, de Carlos Soto Femenía

          En un pequeño y tranquilo pueblo de la Mallorca rural, a los pies de la Sierra de Tramontana, Marc y su padre pasan meses entre pinos y encinas, en absoluta soledad, con la única compañía del otro. Rodeados por el silencio y la belleza de la montaña, viven atentos al constante proceso de la quema de las encinas, sacrificando el sueño y otras necesidades en una especie de vigilia sin fin. Así es la vida del carbonero: una existencia a medio camino entre la realidad y la ensoñación.
          Pero ese remanso de paz queda truncado el día que la muerte irrumpe, inesperada y brutal, en las vidas de Marc y su padre, arrebatándoles de manera violenta a uno la madre y al otro la mujer.
          Con una voz serena, por contraste con las angustias que explica, Soto Femenía se erige como un sólido narrador. Su tranquilidad sostiene un relato crudo y violento en el que nos encontramos con un protagonista que tendrá que afrontar el dolor por la muerte demasiado temprana, y, después, la sed de venganza al alcanzar la madurez y tomar consciencia de que la tragedia y la injusticia vital se sirven de todos nosotros sin preguntar.
          Estamos sin duda ante una nueva vuelta de tuerca dentro de la narrativa del más alto nivel: un drama rural con fondo criminal que calará en lo más hondo del ánimo del lector gracias a la minuciosidad y delicadeza de una historia enmarcada en un entorno y un paisaje únicos.

          La verdad es que este libro no entraba en mis planes lectores pero una persona a la que aprecio y me conoce en cuanto a gustos literarios y como recomendación personal de ella me envió este libro para que lo leyera porque a ella le había encantado y tengo que admitir que tiene mucha razón y es que este libro es un bombazo en todos los sentidos.

          Cuando Marc apenas tenía doce años tuvo que pasar por un acontecimiento que lo marcaría para toda la vida: la muerte brutal de su madre. Esa estampa en su casa marcó tanto a él como a su padre que nunca más volvió hablar. Pasados un par de años, Marc continúa haciendo lo que siempre ha hecho toda la vida con su padre, hacer carbón en los montes de un pueblo de la Mallorca rural de mediados del siglo XX, pero un día llevado por el descubrimiento de unos asuntos muy turbios le llevarán a buscar el responsable de la muerte de su madre y empezar su venganza.

          Podría decirse que esta es la típica historia de venganza pero es mucho más que eso porque la novela narra la explotación de los sentimientos de Marc en cuanto el provoca esta situación. Una dualidad entre lo que está bien o lo que está mal, lo correcto y lo que no, lo que dicta la ley o llevar a cabo su propia venganza personal. Acompañaremos a Marc por este proceso lleno de altos y de bajos, veremos como es defraudado y como deja que muchos de sus anhelos se escapen de sus manos porque sabe que tiene que pasar.

          No es una novela para leer de un tirón porque es para saborear. El autor, Carlos Soto Femenía, tiene una prosa única y reflexiva en el que la historia pese a ser dura y cruel crea un ambiente para que tenga lugar a la pausa y a meditar sobre ciertos temas sumamente interesantes para el lector. Es capaz de crear un enlace lector-Marc para dejarnos ver el proceso de madurez.

          Sí, sobre todas las cosas, incluso por encima de la venganza, lo importante es la madurez de nuestro protagonista en todo este proceso que está pasando. El hecho de sufrir la muerte de su madre, la venganza y todo el camino que le lleva a ello le hace madurar y darse cuenta el papel que desempeña en toda la historia.

         Una de los puntos en los que más quiero incidir es en el proceso de la creación del carbón y como este puede extrapolarse al propio Marc, él es el carbón que de una materia prima va cocinándose poco a poco durante días para terminar convirtiéndose en lo que será una vez terminado el proceso y lo mejor es que somos testigos de ese proceso.

          En definitiva, El carbonero es una maravillosa novela cruel, dura y desgarradora en una Mallorca rural. Marc es el carbón que poco a poco se irá formando con la búsqueda del asesino de su madre y el responsable de esa muerte, un proceso de madurez pero lleno de venganza que es necesario saborear lentamente, a fuego lento, tanto como se hace le propio carbón porque las cosas buenas siempre se hacen despacio.

Puedes comprar el libro aquí: El carbonero

¿Has leído el libro? ¿Qué te ha parecido la manera de escribir del autor? Espero tus comentarios más abajo 🙂

2 thoughts on “Reseña: El carbonero, de Carlos Soto Femenía

  1. Me ha llamado mucho la atención en Twitter la publicación que has hecho y no he podido más que venir a leer tu reseña.

    La verdad que a simple vista, no me llamaría la atención si no todo lo contrarío, pero ya cuando he leído tu opinión es de esos libros que me gustan, con intriga, y sobre todo recalcas la venganza que hace que tenga mas intriga aún el asunto.

    Así que en resumen si cae en mis manos, sin duda le daré una oportunidad.

    Nos leemos!

  2. Este es uno de los libros que me he quedado con ganas de descubrir este año por todas las buenas reseñas que he leído de el. A ver si en el 2017 puedo disfrutarlo tanto como tu, un beso

Deja un comentario para poder leer tu opinión.