reseña

Reseña: Cuchillo de palo, de César Pérez Gellida

          Tras ser apartado del Cuerpo, Sancho ha resuelto dedicarse al suyo entregándose a los placeres de la carne en el lugar más apartado de sí mismo que ha logrado encontrar. Pero no hay rincón donde esconderse cuando es la desventura quien persigue.
          Paralelamente, Erika, Ólafur y su nuevo compañero, el arcángel redimido, Uriel, emprenden la obstinada persecución de los miembros de la infame organización criminal conocida como la Congregación de los Hombres Puros. Su objetivo no es otro que alcanzar la cúspide, pero la escalada les deparará una serie de riesgos que ni siquiera han sido capaces de evaluar.
          En esta nueva entrega, Pérez Gellida nos arrastra en un vertiginoso descenso a los infiernos para mostrarnos las grietas y aristas que dibujan la cara oculta del ser humano. Cuchillo de palo se revela como la novela más retorcida y sensorial del género Gellida.

          Hace un par de meses os traía la reseña de la primera parte de la nueva trilogía de César Pérez Gellida, Sarna con gusto, en octubre se ha publicado su segunda parte y es que poco puedo decir de este hombre porque siempre acaba sorprendiéndome en todos los aspectos. Gellidismo en estado puro y cuando hablamos de la maestría que tiene escribiendo solo puedo decir que estamos ante un fenómeno del panorama negro español. ¿Seguimos con la historia de Sancho? Claro que sí y ahora bajamos a los infiernos.

          Sancho está tocado y hundido. Tras los acontecimientos del secuestro de Margarita, el inspector vallisoletano ha caído en un infierno de drogas, alcohol y prostitución y más estando apartado del cuerpo de policía. Cuando menos se lo espera se verá envuelto en una trama un tanto turbia como es la trata de personas. Por otro lado, Erika y Ólafur están a la búsqueda de la raíz de la Congregación de los Hombres Puros, una organización secreta con unos intereses particulares que intentarán averiguar.

          Como había dicho en la anterior reseña, esa trama secundaria en la que estaba encabezada por Ólafur y Erika se iniciaba con pequeños pasos que seguro que se desarrollaría mucho más en el segundo libro y no me he equivocado. Asistimos como esa rama se va uniendo poco a poco a la trama principal y en ningún momento es forzado o rebuscado porque César ha suplido con creces el hecho de que ningún hilo quede suelto. Tenía mis dudas como poder unir estas dos partes pero es que la manera en que lo ha hecho ha sido simplemente brillante.

          Hablar de los libros de César es hablar de que ellos te devoran a ti y es que si entras dentro de la espiral de locura de ellos prepárate para un viaje corto y que tu durará un suspiro porque una vez que empiezas no podrás parar de leer. Oye, ya te voy avisando de que dejes todos los asuntos pendientes terminados por si acaso…

          Uno de los aspectos que más me ha gustado es como el autor saber jugar con el lector y la facilidad que tiene de llevarte por su terreno en fila india y que no te muevas mucho. Te marea, te golpea y te remata en cada una de sus páginas porque las sorpresas y los giros que da el libro son constantes y lo mejor de todo, es ver el lado más hondo y profundo de las miserias humanas y más de la mano del pelirrojo más famoso, Sancho.

          Seremos testigos de ese hundimiento de Sancho en lo más bajo que puede caer una persona como es el alcohol, drogas y sexo desenfrenado y apartado del mundo. Los infiernos personales de uno por una situación extrema y es que Sancho sabe que el anterior caso lo ha dejado bastante tocado. Ólafur por su parte, quiere vencer a esos perros, las fieras del alcohol que prometen derribarlo pero que él sabe que no puede ni debe dejarse vencer por ellas. Por el otro lado, tenemos a Erika que poco a poco va aceptando su ser y saliendo de su depresión. Creo que el papel que jugará ella en la próxima novela será muy importante y habrá que estar atentos a lo que nos tiene preparado esta chica.

          En definitiva, Cuchillo de palo me parece a día de hoy y para mi gusto, la mejor novela hasta el momento de César Pérez Gellida. En sus novelas sabe mezclar grandes ingredientes con pocas pretensiones y que acaban saliendo enormes resultados con historias profundas, duras y que dejan al lector con ganas de más. En Cuchillo de palo viajamos desde la más triste miseria humana hasta arriba de todo, recorremos el infierno hasta llegar a tocar el cielo y si lo hacemos con el trío más icónico del género negro, mejor que mejor.

Puedes comprar el libro aquí: Sarna con gusto

¿Has leído el libro? ¿Qué te ha parecido? Espero tus opiniones más abajo 🙂

8 thoughts on “Reseña: Cuchillo de palo, de César Pérez Gellida

  1. Veo que es un autor que gusta mucho. No leí nada de él. Aunque veo que agrupa sus novelas en trilogías, lo que me hace dudar un tanto para leer alguna de sus novelas. Un abrazo.

  2. Me gusta mucho todo lo que escribe este hombre, te mete en la historia y te hace sentir y sufrir con los personajes. Me ha gustado mucho, consigue sorprender con cada nueva novela, aunque para mí no esta no es la mejor, posiblemente la próxima que cierra la trilogía…
    Un beso

  3. Mi pobre Sancho… hace nada terminé "Sarna con gusto" y ya veo que aquí seguimos cuesta abajo y sin frenos. Pero atisbo la luz al final del túnel, así que aquí estoy, deseando leer esta segunda parte.
    Besos.

Deja un comentario para poder leer tu opinión.