Reseña: Niño, tigre y soldado, de Alfredo de Braganza

por 9:30



          Novela basada en la historia real como niño soldado de Antonythasan Jesuthasan, actor que se dio a conocer con la película Dheepan (2015), dirigida por Jacques Audiard y ganadora de la Palma de Oro en Cannes. 

          Anthony trabaja como gerente de un restaurante en París. Un sábado por la mañana recibe una llamada telefónica en la que le informan del fallecimiento de su padre en Maboombu, su pueblo natal de pescadores. Tras ser preguntado por su novia, comparte por primera vez la historia de su vida como un niño soldado durante la guerra civil de Sri Lanka en los años ochenta. 

          Terrible y desgarradora, esta novela evoca, con realismo implacable y profunda empatía, la brutal existencia de los niños soldados en el grupo terrorista LTTE (Los Tigres de Liberación del Eelam Tamil).


          Hace un par de semanas os traía al blog la novela Matar a Dawood, de Alfredo de Braganza y que nos narra un poco la vida de uno de los terroristas menos conocidos a nivel mundial y que he recomendado por lo diferente a lo que solemos leer por su ambientación. La reseña que os traigo hoy, del mismo autor, también se traslada a esos lares tan poco explotados y nos cuenta la vida de un niño soldado.

          Anthony, más conocido como Sandokan en su época de niño soldado, vive en Francia y es propietario de uno de los restaurantes más famosos de la costa azul. Lo que esconde Anthony y es el viaje que haremos con él durante la novela es su pasado como niño soldado en la guerra civil de Sri Lanka por parte del LTTE. Sandokan sería uno de los tantos niños que vivió de primera mano el horror de la guerra y como estas organizaciones utilizan a los niños para su propio beneficio. Una historia dura, real y que sucede en el día a día en otras partes del planeta actualmente.

          Alfredo nos traslada de inmediato en plena década de los 80 para meternos de lleno en la situación política que está viviendo Sri Lanka, en plena guerra por parte de un grupo terrorista conocido como LTTE y que excusándose en la independencia utilizan artimañas de todo tipo para llevar a cabo sus planes. Todo el contexto que nos narra el autor es justamente necesario para entender lo que está sucediendo alrededor y para meternos de lleno en la historia de Sandokan y en las vueltas y reveses que da la vida a cualquiera.

          El proceso que Sandokan lleva desde que es metido a niño soldado hasta que consigue escapar de esa pesadilla está narrado de una verdadera maestría. Somos testigos del profundo cambio psicológico del protagonista que entra sin ideas muy claras y como poco a poco va viendo claro que es lo que esconde esa guerra utilizando a niños de doce años como soldados. Creo que hace tiempo no leía algo tan desgarrador en el sentido de la desnaturalización de la inocencia de un niño, de como estos pierden cualquier tipo de sentimiento para intentar convertirse en máquinas de matar en cuerpos pequeños. Es uno de los aspectos más importantes de toda la historia y que más me ha marcado en cuanto a su lectura.

          El ritmo de la novela es ágil pero siempre marcando una pauta para poder contextualizar todo lo que está ocurriendo alrededor. La historia se cuenta desde el futuro, Anthony narra a su esposa Miriam, todo lo que ha vivido cuando era joven y como ha llegado a convertirse en el hombre que es actualmente haciendo hincapié en todo lo que tuvo que vivir.

          Hay que tener en cuenta que esta historia es real, está basada en la vida de Antonythasan Jesuthasan pero es que se puede hacer un paralelismo a todos los niños soldados que hay actualmente en el mundo como en Sierra Leona, por poner algún ejemplo. El profundo cambio que esto marca a una persona es brutal y más siendo un niño que se ve forzado a madurar a todas las circunstancias y es precisamente lo que Anthony tiene que hacer, ser mayor antes de tiempo.

          Pese a que Anthony/Sandokan es el protagonista de la historia no podemos olvidar a cada uno de los personajes secundarios que también tienen fuerza en todo el libro y es que son ellos los que complementan la personaje principal. El padre, el hermano de Anthony, su amigo soldado... todos ellos imprescindibles desde el primer momento.

          En definitiva, Niño, tigre y soldado es la historia real, cruel, dura pero con un rayo de esperanza de un niño soldado que se puede equiparar a la de cualquiera en este preciso momento. Alfredo nos traslada a una época y lugar poco conocidos y explotados en la literatura y lo más importante, trae un tema poco hablado y muy desconocido para todos nosotros como son las mafias de estas organizaciones de niños soldados. Una historia necesaria y que todo el mundo debería leer para que tome conciencia que hay mucho más allá de nuestra comodidad en el salón de casa.


Puedes (deberías) comprar el libro aquí: Niño, tigre y soldado

¿Has leído alguna novela parecido? ¿Te llama la temática que trata el libro? ¿Le darías una oportunidad? Espero tus comentarios más abajo :)

Quizás te interese

4 comentarios

  1. Excelente novela... Un Sandokan muy distinto al de Emilio Salgari
    A todo aquel que le gusten las novelas basadas en hechos reales disfrutará este libro

    ResponderEliminar
  2. Pues la verdad es que tiene buena pinta a pesar de lo dura que debe ser. No me importaría leerla.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Excelente reseña, he comenzado a leer el libro.

    ResponderEliminar
  4. Ays qué tema más duro, pero aún así tiene muy buena pinta.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.