Reseña: Encuéntrame, de Gilly Macmillan

por 9:30



          Ben Finch tiene ocho años. Desapareció una tarde de domingo, mientras paseaba por el bosque, en un momento en el que se despistó su madre, Rachel Jenner. Desesperada por encontrar a su hijo, Rachel ve cómo su infierno personal se convierte súbitamente en la noticia de cabecera de todos los medios, en la peor pesadilla de toda su vida. El mundo entero se le viene abajo.

          Al mismo tiempo que se lleva a cabo la búsqueda, Rachel tiene que enfrentarse no sólo a la ansiedad y al dolor de la pérdida de su hijo, sino también a las sospechas que se vierten en las redes sociales a través de páginas web, blogs, tuits... A Rachel no le queda nadie en quien confiar, ni siquiera su propia familia. Pero, ¿puede la sociedad confiar en Rachel? ¿Qué ocurrió realmente aquella fatídica tarde? El tiempo para encontrar a Ben con vida se agota.

          Encuéntrame es un apasionante thriller psicológico sobre el poder de las redes sociales; sobre las miserias humanas, incluidas las familiares, pero también sobre la fuerza del ser humano para enfrentarse a la adversidad.


          Siempre hemos dicho que hay libros que te llaman por la portada y para mí, este es uno de ellos. Realmente no sabía que me iba a encontrar en el libro pero me ha sorprendido de una manera bastante agradable aunque tenga unos "peros" que quisiera comentar en la reseña.

          Ben es un niño que tiene ocho años, sus padres están separados y vive ahora mismo con su madre. Una tarde paseando con ella por el bosque, Ben desaparece en extrañas circunstancias que pone en alerta a todo el mundo y en este momento se inicia una campaña para la búsqueda del niño que movilizará a la gente. Las redes sociales que en un principio se muestran volcados con la madre poco a poco irán mudando de opinión y acusando y amenazando a la madre por irresponsable y acusándola de ser la secuestradora de su propio hijo.

          La novela tiene bastante agilidad y es meterte dentro de la historia y ves como pasas las páginas bastante rápido. La autora supo darle esa acción que tienen que caracterizar a este tipo de novelas sin abusar ya que en ella encontramos las reflexiones que hacen los dos protagonistas que narran la historia. Por un lado tenemos a Rachel, la madre, que nos irá narrando su día a día desde la desaparición del niño y los terribles momentos que pasaremos con ella y por el otro, a Jim, el inspector de policía encargado de la investigación que hará un flashback a través de su psicóloga para rememorar todo lo vivido y como estos hechos lo han marcado.

          Precisamente una de las cosas que más me han sorprendido es como ahondamos en el sufrimiento de la madre por todo lo que está viviendo. Somos testigos de las falsas acusaciones que vierten a su nombre, como es vilipendiada por las redes sociales y los medios de comunicación, los secretos que están saliendo a la luz a partir de la desaparición de Ben y como estos le afecta de una manera directa en su confianza hacia los demás. Sin duda, se ha sabido acertar con esta visión tan cercana a la madre en detrimento de la propia investigación que aunque es importante, queda en un segundo plano.

          Las pequeñas objeciones que tengo que ponerle a la novela son unos pequeños detalles que me hicieron afear el proceso de lectura. En un momento del libro se nos comenta que Ben tiene ocho años y que nació en el 2001, los sucesos ocurrieron en el 2011... uno hace cuentas y si tiene ocho años la desaparición tendría que haber ocurrido en el 2009. Otro error es que es en muchas partes del libro a la madre le tradujeron el nombre a Raquel pese a que en todo momento se le llama Rachel. Sí, se que son pequeños fallos, al igual que pequeñas faltas de ortografía, pero soy bastante quisquilloso en cuanto a estos temas.

          Otra parte que quizás echaba de menos es las reacciones del padre en todo el asunto de la desaparición. Lo vemos en contadas ocasiones y la madre nos cuenta como está físicamente por el exterior sin ahondar en como lo está pasando realmente él y es que pese a que puedan estar separados, el otro padre es igual de importante que la madre en este asunto. Además, creo que la autora se dio cuenta de esta perspectiva e hizo un pequeño amaño para "solucionarlo" y que no me cuadraba demasiado con el contexto y como se solucionó.

          En definitiva, Encuéntrame es un thriller recomendable para pasar un par de días sumergidos en una historia adictiva que nos meterá de lleno en la mente de una madre desesperada por la desaparición de su hijo. Todos sus sentimientos, reflexiones, acciones... seremos testigos de todo lo que le ocurre para conocer lo sucedido. Como toda novela, tiene sus peros pero aún así es una lectura ideal para este verano y despejar la mente.


Puedes comprar el libro aquí: Encuéntrame

Gracias a la editorial Alianza por el ejemplar.

¿Has leído el libro? ¿Qué te ha parecido? Espero tus comentarios más abajo :)

Quizás te interese

9 comentarios

  1. La verdad es que esos fallos que comentan dan mucha rabia. A pesar de todo creo que es una historia que me gustaría.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. A pesar de los fallitos que comentas, me apetece mucho este thriller. A ver cuando puedo.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. No suena mal, la verdad, pero con lo que tengo acumulado y los peros, creo que ya la cogería pensando que voy a encontrar muchos fallos y que no voy a disfrutar del libro.
    Sobre lo que dices de la portada, a mí no me pasa, me fío de las recomendaciones, de hecho muchos de los libros que leo, a no ser que los haya visto en reseña, ni sé de qué van.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, por lo que cuentas puede ser una buena lectura piscinera. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola^^
    La verdad es que no pinta nada mal y creo que puede llegar a ser una grata lectura por lo que no descarto animarme a leerlo en un futuro cercano, a ver que tal está finalmente.
    un besote!

    ResponderEliminar
  6. Pues no me había dado cuenta de lo de las fechas ni los nombres
    Lo del padre, pues sí, está casi completamente ausente. Yo lo justifico en que se dan dos perspectivas: la de la madre y la del policía. De él sólo sabemos por referencias
    En todo caso, a m´me encantó
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Parece, como dices, una buena lectura para este verano. Tomo nota.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo apuntado, me gustan este tipo de libros para esta época =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.