reseña

Reseña: Un perro, de Alejandro Palomas

          «R estaba sentado en la alfombra, junto a la cama, exactamente como le había visto la noche de la tormenta que un año antes nos había cambiado la vida a los dos. Me miraba fijamente y jadeaba, inmóvil, como cuando en verano se tumba al sol en la terraza, envuelto en calor.» 
          Sentados en una cafetería una tarde de principios de verano, Fer y su madre, Amalia, esperan una llamada que no llega. Durante las horas siguientes, Fer hará lo imposible por ocultar lo que se esconde tras esa temida llamada que puede hacer añicos la calma que se ha instalado en la familia desde que, siendo apenas un cachorro, R llegó a su vida. Pero quizá esa calma sea más precaria de lo que parece. Cuando el teléfono por fin suena, la noche traerá consigo una inesperada compañía, y con ella llegarán un torrente de confesiones, verdades que quizá no lo eran tanto y las cinco letras de un nombre que, tirando del álbum familiar, Fer deberá atreverse a invocar para que la vida vuelva a mostrarle, a él y a los suyos, su mejor versión.
          Un perro no es solo el retrato del fascinante vínculo entre un hombre y su perro, sino también un remolino de emociones en el que confluyen una mirada tierna y cruda al universo familiar y un homenaje al amor en todas sus manifestaciones.

          Como toda novela de Alejandro Palomas, siempre tengo un problema al reseñar sus libros y es intento contar mucho pero sin desvelar demasiado. La cuestión no es hacer spoilers sino el hecho de que el lector se sumerja de lleno en la historia, en los sentimientos y en las reflexiones para que impregnen su alma de arriba a abajo. Es autor tiene el don de llegar a lo más profundo del corazón de las personas, a ese rinconcito que tenemos y que cuando nos tocan, sabemos que nuestros sentimientos de amor, cariño, etc. salen a flote desplegando sus alas.
          La historia nos sitúa en una cafetería de Barcelona en la que encontramos a Fer esperando una llamada muy importante y la aparición de Amalia, su madre, una señora un tanto particular que nos llegará al corazón. A partir de ahí, mientras esa llamada es esperada, los personajes nos hacen un recorrido particular por su interior, haciéndonos conocer la razón de los sentimientos de una familia, de los secretos que escondemos para no hacer daño, el amor y la preocupación que sentimos hacia los demás.
          Una de las claves de la prosa de Alejandro es la manera de transmitir sentimientos de una manera única, sabe llegar a nuestro corazón y que empaticemos con cada uno de los personajes. No es el típico autor que escribe de una manera rimbombante sino que de una manera sencilla pero muy efectiva, llega muy dentro de nosotros. Tampoco cae en el dramatismo, ni mucho menos, sabe donde cincelar nuestro interior, le sabe dar forma en esos puntos clave de una manera sutil para que caigamos rendidos ante la historia y los personajes
          La novela recupera los personajes de Una madre, su anterior novela y de la que pronto os traeré una reseña, pero esta no es una segunda parte y aunque hace alusiones al pasado no tiene por qué leerse, pero bien os digo una cosa, una vez terminéis este libro acabaréis por ir corriendo a vuestra librería y comprar Una madre. Otra de las posibilidades que se os plantearán es que terminéis enamorados de la manera de escribir de Alejandro y ya os aviso que sí, os enamoraréis.
          El aspecto más importante de las novelas del autor son los personajes: ¡menudos personajes! El lector empatizará inmediatamente con ellos. Fer, Amalia, Silvia, Emma y por supuesto R… es imposible no sentirse identificado con alguno de ellos porque son gente normal y corriente, como nosotros, con sus problemas, sus virtudes, sus culpas, sus defectos. Fer, el más allegado a su madre, Silvia la obsesa con la limpieza y la que se preocupa por todos, Emma la que guarda todo en su interior para no preocupar a los demás y Amalia, la madre, con sus despistes y su cabezonería. Cada uno de ellos tienen dos caras, la A y la B y los vamos descubriendo, conocemos esas dos partes de sí mismos que muchas veces intentan ocultar.
          Tuve un pequeño problema cuando terminaba la novela… no quería que acabase. El clímax final se acercaba y yo lo intentaba retrasar porque no soportaba despedirme de cada uno de ellos, no quería decirle adiós a todos porque no sé si los volveré a ver. Y en las últimas páginas es imposible que al lector no le recorra un escalofrío por su espalda, el momento final es inmejorable y está escrito de una manera soberbia.
          En definitiva, Un perro continúa con el buen hacer de Alejandro Palomas, haciéndonos conocer a cada uno de los personajes que se nos presentan y que desde el primer momento nos podremos identificar. Una novela única que es capaz de transmitirnos una sensibilidad primitiva que todos tenemos en nuestro interior aletargada, llegando directamente a nuestro corazón y metiéndonos de lleno una historia de amor y emociones. No creas que te dejará indiferente, te lo aseguro.
Puedes comprar el libro aquí: Un Perro
Gracias a la Ediciones Destino por el ejemplar.
¿Has leído algún libro de Alejandro Palomas? ¿Qué te ha parecido? Espero tus respuestas más abajo 🙂

35 thoughts on “Reseña: Un perro, de Alejandro Palomas

  1. Paso por encima de tu reseña que lo estoy leyendo ahora mismo. De Alejandro Palomas he leído Una Madre, Un hijo y ahora estoy con Un Perro que me está encantado. No sabría decirte cual de las 2 que terminado me ha gustado más jajaja. Un besote

  2. Hola:) Aunque no dudo de sus capacidad narrativa y de su estilo, tengo claro que sus historias no son para mi, por que no me enganchan mucho y la verdad voy a confesar, si leo algo de este tipo lo hago bastante en diagonal, por que no soy capaz de conectar. Me alegro de que te haya encantado, un saludo ^^

  3. Hola^^
    Aún no he leído nada del autor, pero viendo lo que opinas del libro y lo bien que pinta, me apunto Un perro a la de ya y en cuanto pueda seguro que lo leo.
    un beso!

  4. Este autor gusta mucho y yo todavía me resisto, es porque me parece muy sentimental y ahora mismo no me apetece. Y todo esto son pejuicios porque igual sus libros no son como creo. Bueno, creo que tarde o temprano le echaré una ojeada.
    Un beso.

  5. No he leído nada aún de él, pero sí que lo conozco
    si bien he de reconocer que no es que me llame una barbaridad, ya que tampoco es el estilo que más disfruto, pero ahí está 🙂
    un beeeeesote Chema!

  6. Yo necesito este libro ya, desde que leí la sinopsis muero por hacerlo aunque antes debo leerme una madre.
    Presentó Wade me identificare con silvia y de antemano sé que lloraré como idiota :')
    Muy buena reseña, Besote chema

  7. ¡Hola!
    El libro es maravilloso y a mi me ha pasado algo como a ti, no quiero desvelar nada pero hay tantas cosas que contar que es imposible.
    La verdad es que el autor tiene muy buena mano para escribir y espero poder seguir leyendo cosas de él.
    Genial reseña.
    un besote

  8. Aunque no he leído los anteriores este tengo muchas ganas de leerlo, y espero hacerlo pronto y que me guste tanto como a ti, porque creo que el que me guste más es imposible 🙂
    Besos!

  9. ¡Justo en estos momentos lo tengo entre manos! Ayer lo empecé, apenas llevo un par de capítulos…pero ya puedo decir que sé de antemano que me va a encantar 😉 Es que como tú bien dices, todo lo de Alejandro, Alejandro en sí, ya me tiene ganada. Así que he pasado por tu reseña de reojo, he visto tus cinco estrellas, y los ojos me hacen chiribitas!!!
    Gracias por tu reseña. Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *