reseña

Reseña: Una extraña en la playa, Marie Hermanson

          Una extraña en la playa es uno de los mayores éxitos de la novela sueca de todos los tiempos. Ha vendido más de 300.000 ejemplares solo en su país, y ha sido traducida a 12 idiomas. Un thriller bellísimo, magistral, con una original atmósfera, casi onírica. Una auténtica joya.
          De niña Ulrika pasó los veranos en Tangevik, una pequeña ciudad costera, junto con su gran amiga Anne-Marie, la hija de los vecinos, hasta aquella noche de San Juan en la que todo cambió para siempre cuando la hermana adoptiva de Anne-Marie, una niña extraña y silenciosa, desapareció en la playa. 
            Veinticuatro años después, Ulrika regresa a Tangevik y recorre junto con sus hijos los escenarios de su infancia. Se pone de puntillas para mirar por las ventanas de la casa de verano. Todo está tal y como lo recuerda, hasta el más mínimo detalle. Es como mirar por una ventana al pasado y vuelve a revivirlo todo. Dejándose llevar por el recuerdo, Ulrika lleva a sus dos hijos a conocer la playa que fue el lugar mágico de su niñez. Bajo sus pies crujen trozos de conchas azulados y color madreperla. En este lugar se ocultan secretos y la plácida vida está teñida de peligro. Pero Ulrika no es consciente hasta que los niños realizan un macabro descubrimiento en una oquedad entre las rocas…

          De nuevo me encuentro con esta portada que no hace más que llamarme la atención y leyendo su sinopsis, viniendo de una autora consagrada del género negro en los países nórdicos sabía que tenia que leerla. Quizás no era el momento más oportuno para cogerla pero sus primeras páginas no las he disfrutado mucho, cerca de la mitad del libro es cuando la trama se llega a poner verdaderamente interesante.

          La historia está narrada desde dos perspectivas distintas, por un lado tenemos a Ulrika y por el otro a Kristina. Ulrika hace un viaje a su pasado cuando lleva a sus hijos al sitio donde pasaba las vacaciones cuando era una adolescente, la aparición de un esqueleto entre las rocas hace que nuestra protagonista recuerde cada uno de los buenos momentos del verano con sus vecinos y en especial, de su adorada Anne-Marie. Vemos todo lo que le acontece y como un hecho hace que la situación familiar de su amiga cambien completamente. Kristina por el contrario, sabemos muy poco de ella y a lo largo de las páginas la vamos conociendo para darle un sentido a la trama en su conjunto.

          La verdad es que al principio la historia de Kristina no le veía mucho sentido, me parecía que no cuadraba mucho con la trama principal, que estaba de más. Quizás eso era lo que hizo que no la disfrutara tanto como debería y no es por la mitad del libro cuando se empieza a observar un ligero atisbo por donde iría la historia completa.

          No es un thriller de los que se devora en un par de horas, la novela es mucho más pausada porque nos metemos en la vida de la protagonista, vemos como pequeñas sensaciones desatan sus recuerdos de pequeña. Los pensamientos que surgen en torno a la familia de su amiga se hacen muy vívidos y entramos de lleno en su psicología. La autora es en lo que más ahonda durante todo el libro, los recuerdos y pensamientos de Ulrika. Quizás al principio le hubiera hecho falta un poco más de acción, más agilidad para darle una continuidad a la lectura.

          Lo que más me ha mosqueado es que cuando la novela se pone interesante, la sospecha que puedes tener sobre la verdad del caso, esa remota idea que te ronda por la cabeza es cierta. No hay giros en la trama inesperados que te dejen la boca abierta y desde la mitad, por lo menos en mi caso, ya me imaginaba el desenlace. Esto fue una de las cosas que más me hubo cabreado porque me esperaba otra resolución o al menos, deja la intriga para las últimas páginas. Con esto no quiero decir que no me hubiera gustado, sino que me estaba esperando otro tipo de final.

          El personaje que más he disfrutado fue Ulrika, entramos de lleno en su pasado y la conocemos en su adolescencia, sus inseguridades, temores, alegrías, penas… lo que más me ha llamado la atención es la idealización que tiene ella sobre su amiga, Anne-Marie. Me daba la sensación de que ese amor de amigas en ella pudo haber sido algo más, dejaba un reposo de que a ella sentía algo más por Anne-Marie. El personaje de Kristina no me llegó de convencer del todo, no pude llegar a empatizar completamente con ella y es la parte más floja.

          En definitiva, Una extraña en la playa es una novela para disfrutar poco a poco, dejándote llevar por los pensamientos de Ulrika a sus años mozos. Con un principio un tanto flojo que mejora poco a poco y con un desenlace muy previsible justamente en la mitad de la novela. Sinceramente, la recomiendo porque es un tanto diferente a las novelas de género pero creo que esta destaca por sus reflexiones que por la trama.

Puedes comprar el libro aquí: Una Extraña En La Playa

Gracias a Siruela por el ejemplar

¿Has leído el libro o algún otro de la autora? ¿Qué te ha parecido? Espero tus comentarios más abajo 🙂        

11 thoughts on “Reseña: Una extraña en la playa, Marie Hermanson

  1. Hola!
    La verdad es que está lejos de ser uno de mis estilos favoritos. Pero, necesito una historia que me meta de lleno en ella.
    Y la verdad es que con tu reseña, no sé que pensar! A lo mejor le de una oportunidad. Pero, no prometo nada.
    PD: No conocía tu blog. Me quedo por aqui majo :3

Deja un comentario para poder leer tu opinión.