Reseña: Desconexión, de Neal Shusterman

9:30



          ¿Qué harías si decidieran desconectarte? 

          Connor, Risa y Lev tal vez consigan escapar..., pero ¿sobrevivirán? 

          Tres vidas distintas. Una ley implacable. Un único final. Solo si llegan a los dieciocho podrán evitarlo. 

          La Segunda Guerra Civil de Estados Unidos, también conocida como «Guerra Interna», fue un conflicto prolongado y sangriento que concluyó con una resolución escalofriante: la vida humana se considerará inviolable desde el momento de la concepción hasta que el niño cumpla los trece años, entre los trece y los dieciocho años de edad, sin embargo, los padres pueden decidir «abortar» a su hijo de modo retroactivo... con la condición de que el hijo, desde un punto de vista técnico, no muera. Al proceso por el cual se acaba con él al mismo tiempo que se le conserva con vida se le llama «desconexión». Actualmente, la desconexión es una práctica frecuente y socialmente aceptada.


          Lo primero es echar la culpa de este libro a Lesin del blog Leer es viajar por dejarnos los dientes largos de esta trilogía en una reseña que hizo en su canal de YouTube. La señorita nos picó la curiosidad a todos y aunque soy un poco reticente a leer distopías porque casi siempre son lo mismo, cortadas por el mismo patrón idéntico, esta me sorprendió muy gratamente por los temas que trataba de una manera bastante adulta.

          La novela nos narra las aventuras y desventuras de Connor, Risa y Lev, tres chavales que serán desconectados muy próximamente por diferentes motivos. La desconexión es un proceso irreversible que se produce a elección de los padres entre los trece y dieciocho años, los que son desconectados pasan a un estado límbico porque ni están muertos ni están vivos. Los motivos pueden ser religiosos, de castigo, etc. una vez dada la orden esta tiene que cumplirse. Nuestros tres protagonistas están en esta situación y escaparán de su fatídico destino para rehacer su vida en otro sitio y aguantar vivos hasta los dieciocho años ya que de esa forma no serán desconectados.

          Pese que está enfocada a un tipo de público juvenil, hay temas que por su profundidad y características está para dejar un poso bastante grande a cualquier lector. Precisamente, es un punto de sus páginas en el que se habla sobre el alma o el ser humano. ¿Cuándo se le puede considerar ser humano a un feto que está en la barriga de una madre? ¿Tenemos alma y que pasa con ella cuando morimos? Multitud de temas que salen en un sola conversación y en la misma, podemos ver las diferentes opiniones, bandos y reflexiones de algunos personajes. Esta parte es la que más me ha sorprendido de toda la novela porque no me la esperaba. Conforme vas leyendo sus justificaciones, uno mismamente piensa en las consecuencias de los actos, la razón de por qué esa persona piensa diferente a ti, etc.

          El ritmo de la novela es bastante trepidante, no hay un solo momento de respiro para el lector porque la acción está en constante movimiento. Podemos estar en un sótano que en la siguiente página estamos en una furgoneta de camino a un lugar completamente desconocido, este es un punto fuerte de la novela porque te engancha y no te suelta. Deciros que pese a sus más de 400 páginas yo lo leí en menos de un día, lo empecé por la mañana y a las cuatro de la madrugada ya lo tenía terminado.  Esta agilidad constante también se debe en parte por los capítulos cortos que encontramos y porque cada uno de ellos es desde la perspectiva de uno de los diferentes protagonistas.

          En cuanto a los personajes tenemos que hablar de tres protagonistas: Connor, Risa y Lev. Connor es un niño con problemas de comportamiento que sus padres, cansados de su comportamiento, deciden desconectarlo para quitarse el problema de encima. Ahí es cuando el propio Connor se cuestiona si realmente sus padres lo quieren al hacerle eso. Sufre un tremendo cambio de personalidad que lo hace crecer tanto como persona como emocionalmente. Risa es una niña huérfana a cargo del Estado y que por sus cualidades le dicen que tiene que ser desconectada, es una  sociedad que busca la perfección en diversas materias y ella no lo consigue en su campo. Lev es el más pequeño de todos los protagonistas, forma parte de una familia numerosa y es un diezmo de la Iglesias a la desconexión, es un niño que desde pequeño está educado porque sabe que a los trece años será desconectado como una ofrenda. El propio Lev cambiará de opinión en un momento de la historia que trastocará toda su forma de ser.

          Mientras que Connor es el impulso y la acción, Risa es la razón, la inteligencia. Dos comportamientos que chocan pero que se complementan a lo largo de la novela. El pique que llevan los dos son los momentos más divertidos de la historia.

          Los siguientes libros de la trilogía son: Reconexión e Inconexión que ya están a la venta y con el buen sabor de boca que me ha dejado esta parte, quiero hacerme pronto con ellas.

          En definitiva, Desconexión es una de las lecturas veraniegas que me dejaron con muy buen sabor de boca. Temas como el alma o la muerte son tratados desde diferentes puntos de vista en su interior y pese a que está destinado a un público juvenil, para los adultos que se adentren en su historia les gustará todas las implicaciones de las que narra el libro. Personajes increíbles y bien construidos que se contraponen, una agilidad total en la narración que harás que quedes literalmente pegado a sus páginas y una trama sin paragón que deja abierta muchas posibilidades en sus siguientes entregas.


Puedes comprar el libro desde aquí: Desconexión: Serie Desconexión

Gracias a la editorial Anaya por el ejemplar

¿Has leído la trilogía o esta primera entrega? ¿Qué te ha parecido? ¿Le darías una oportunidad a esta novela? Espero tus comentarios más abajo :)

También te gustará

15 comentarios

  1. Hola Chema ^^
    Lo cierto es que le tengo ganas a esta bilogía, a ver cuando me hago con ella.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Yo le tengo muchisimas ganas a la trilogia desde hace tiempo, pero todavia no he podido conseguirla. A ver si pronto cae, al menos el primero.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No pinta mal a pesar de no ser lo que suelo leer
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Aiss esta saga me tiene enamorada! espero que el siguiente te siga encantando <3

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!

    Me alegra que te haya gustado y enganchado tanto ^-^ Yo llevo bastante tiempo detrás de este libro, queriéndolo leer tanto por sus buenas críticas como por ser una distopía. Además, me gusta que los capítulos sean cortos y estén narrados desde distintos puntos de vista. ¡Espero leerlo pronto y engancharme yo también a esta saga! :3

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. Mi compañero de blog leyó este libro, a mí no me importaría leerlo y la verdad es que me llama pero prefiero esperarme a tenerlos todos.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  7. Pues pinta interesante, aunque no sea lo q leo más asiduamente
    lo tendré en cuenta
    un beesote

    ResponderEliminar
  8. No conocía el libro, de momento lo dejo pasar.
    BEsos

    ResponderEliminar
  9. No son libros que me llamen la atención, así que lo dejo pasar.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  10. Este lo tengo en duda... la verdad es que me apetece leerlo, pero con todo lo que tengo pendiente no sé.

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Hola! Tengo esta trilogía pendiente de leer, le tengo muchas ganas. A ver si consigo bajar un poco los pendientes y me pongo con ellos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Me gustó muchísimo, es una distopía que va más allá, como bien dices.
    Espero leer sus continuaciones.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Si Lesin hizo que me picase la curiosidad, tu has hecho que necesite leerlo. Quizá me pasó como a ti que me cansé de leer tantos libros iguales y este lo dejé de lado por eso, ni siquiera opté por comprarlo. Pero veo que tiene un trasfondo interesante que puede gustarme mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Hola, Chema!

    Es una saga que me encanta, estoy deseando leer el cuarto libro que hace nada que ha salido. Empecé le primero sin muchas expectativas pero se ha convertido en una de mis sagas favoritas sin duda. Coincido totalmente con lo que dices de que, a pesar de que se considera juvenil, la historia en sí y la forma en que está narrada grita a voces que es una lectura para cualquiera. A mí me tiene fascinada, espero que te gusten los siguientes <3

    Besos gatunos!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.