reseña

Reseña: Fachadas, de Eric Lundgren

          Trude es una ciudad imaginaria situada en ese territorio difuso que ocupa el centro de los Estados Unidos. Es una ciudad programada desde su fundación, cuidadosamente planificada por un arquitecto de origen centroeuropeo, un tal Bernhard, que quiso dejar su impronta en la planificación de una población. Trude cuenta con biblioteca, teatro de la ópera, secta cristiana propia y un alcalde empeñado en acabar con los libros y la lectura.
          La ciudad, que se está descomponiendo por culpa de la crisis económica, la delincuencia y el fanatismo, vive la desaparición de una mezzosoprano. Thriller donde nada es lo que parece.
          Fachadas combina características de la novela policíaca, de la novela gótica y de las utopías del barroco y del siglo XVIII en una fórmula realmente original. Con este libro –su debut como novelista– Eric Lundgren se sitúa entre los narradores norteamericanos más interesantes de la actualidad.

          Hay libros más sencillos y otros más complejos, después están los difíciles de encuadrar porque no sabes si realmente lo puedes poner en algún tipo de categoría y Fachadas se encuentra en este dilema. Es un libro un tanto distinto y peculiar que no dejará a nadie indiferente. ¿Por qué? Por sus diferencias con otros de su mismo género.

          La novela cuenta la historia de Sven Norberg, un funcionario judicial que está metido en la investigación de la desaparición de su mujer, una mezzosoprano muy famosa en su ciudad, Trude. Para conocer toda la verdad, Sven, tendrá que adentrarse en diferentes capas de la sociedad, con la polícia, con una secta y con el gremio de los bibliotecarios. A la vez, vemos como el protagonista intenta rehacer su vida tras lo sucedido a su esposa y como intenta retomar su vida. Pero no todo queda aquí, porque el autor intenta hacer una alegoría de la ciudad con la vida de Sven, un tanto intricada pero en mi opinión, muy acertada.

          Pese a que está encuadrada en el género del thriller no es a lo que estamos habitualmente acostumbrados ya que el ritmo de la novela es bastante pausado, con multitud de reflexiones del protagonista y como he dicho, haciendo comparación con la ciudad en la que habita así como el gran arquitecto que ideó toda urbe. Es un tanto extraño que pese a su pequeña lentitud, vemos que sí, que cambiando un poco de estructuras del libro, nos encontraríamos con un thriller de manual.

          Durante la lectura de la novela, viajamos con el protagonista a su pequeña catarsis, su pequeña “locura” por volver a recuperar su vida mientras lo de alrededor se desmorona por partes. La relación con su hijo se debilita muchísimo y lo único que le queda es el vínculo con su madre en la Tramhaus. Todo esto acompañado por los peculiares habitantes de Trude, pero muy muy muy peculiares en muchos aspectos. Precisamente, hay una parte en la que Sven va al instituto de su hijo y creo que es uno de los capítulos más raros de toda la novela.

          En referencia a los personajes, el principal es Sven Norberg, padre y esposo que intenta rehacer su vida. No he llegado a conectar de todo con él, no me convenció mucho la psicología del personaje ya sea por su personalidad o sus actos.Y los personajes me encuentro divididos entre los anodinos que realmente no me aportaron mucho y los otros como Kyle que me pareció muy rara su evolución pero satisfactoria, que podían haber dado mucho más juego.

          La voz narrativa que encontramos en la novela es intradiegética, el propio protagonista nos cuenta la propia historia, con sus grandes reflexiones y rememora recuerdos de su pasado con su mujer. Hay una parte que nos adelanta una parte del futuro que se encontrará más adelante pese a que no la leeremos en el libro. Creo que esto todo se debe al punto de la Tramhaus y sus peculiaridades por lo que esa elección de narrador y memorias, está ahí por algo que encontraremos en sus páginas.

          En definitiva, Fachadas es una novela un tanto diferente a lo que uno está acostumbrado a leer, una lectura recomendada para aquellos que quieren adentrarse a través de otros pasajes y que por su duración, pues para un par de tardes es perfecta. No penséis encontrar grandes personajes pero fijaros en la profundidad de la historia o la intrahistoria que nos narra el autor.

Puedes comprar el libro desde aquí: Fachadas
Gracias a Ediciones Malpaso por el ejemplar.
¿Has leído el libro? ¿Te parece interesante? Espero tus comentarios más abajo 🙂

Tagged

11 thoughts on “Reseña: Fachadas, de Eric Lundgren

  1. Hola 🙂 Acabo de descubrir tu blog y me ha gustado mucho. La reseña es muy buena y el libro parece muy especial. Puede que le dé una oportunidad porque la combinación de géneros me ha llamado mucho la atención 😀

    Me quedo por aquí y te invito a pasarte por mi blog si te apetece <3

    Besos gatunos!

  2. Es una lectura diferente pero sí que es verdad que crea una intriga pausada que te hace leer más. A mí me gustó aunque no lo recordaré de por vida jajaja! Quizá incluso lo relea más adelante porque creo que depende de la lectura que hagas descubrirás cosas diferentes. Un besazo!

Deja un comentario para poder leer tu opinión.