reseña

Reseña: El curioso incidente del perro a medianoche, de Mark Haddon

          El curioso incidente del perro a medianoche es una novela que no se parece a ninguna otra. Elogiada con entusiasmo por autores consagrados como Oliver Sacks e Ian McEwan, ha merecido la aprobación masiva de los lectores en todos los países donde se ha publicado, además de galardones como el Premio Whitbread y el Premio de la Commonwealth al Mejor Primer Libro.
          Su protagonista, Christopher Boone, es uno de los más originales que han surgido en el panorama de la narrativa internacional en los últimos años, y está destinado a convertirse en un héroe literario universal de la talla de Oliver Twist y Holden Caulfield. A sus quince años, Christopher conoce las capitales de todos los países del mundo, puede explicar la teoría de la relatividad y recitar los números primos hasta el 7.507, pero le cuesta relacionarse con otros seres humanos. Le gustan las listas, los esquemas y la verdad, pero odia el amarillo, el marrón y el contacto físico. Si bien nunca ha ido solo más allá de la tienda de la esquina, la noche que el perro de una vecina aparece atravesado por un horcón, Christopher decide iniciar la búsqueda del culpable.
          Emulando a su admirado Sherlock Holmes —el modelo de detective obsesionado con el análisis de los hechos—, sus pesquisas lo llevarán a cuestionar el sentido común de los adultos que lo rodean y a desvelar algunos secretos familiares que pondrán patas arriba su ordenado y seguro mundo.

          Antes de nada quiero dar las gracias a Cris del blog Te deseo un libro por regalarme este libro, es su favorito de todos los tiempos (además de los de Harry Potter) y la verdad es que no había oído hablar de el pero me habló tan bien que tenía que leerlo sí o sí. Aprovecho para decirle que tenía razón, me gustó y mucho.
          El libro nos cuenta la historia de Christopher Boone, un niño con síndrome de Asperger bastante elevado y que se relaciona con el mundo de una manera bastante especial. Si no conocéis este síndrome, os diré que es un tipo de autismo en el que la persona que lo tiene muestra dificultades con la interacción social y en la comunicación. Son personas con falta de empatía, egoismo y con unas costumbres tan rutinarias que si se les quita de eso, tienen problemas de ansiedad bastante grandes. Este niño descubre que el perro de su vecina está muerto en medio de la carretera y a partir de ahí intentará descubrir la verdad tras el suceso que le obsesiona del cual brotarán verdades muy grandes para el niño que le serán muy difíciles de asimilar.
          Me ha encantado que el autor haya elegido como protagonista y narrador a Christopher, a través de sus ojos, veremos cada uno de sus pasos para dar caza al “asesino” del perro de su vecina. Intercalamos capítulos con la investigación con otros de los que habla de su vida. Nos adentramos en la mente de un niño con síndrome de Asperger, nos metemos de lleno y conocemos cada uno de sus inquietudes, obsesiones e incluso su forma de razonar. Novela ágil, con un lenguaje sencillo de un niño y con capítulos cortos que harán que sea un libro muy dinámico desde su principio.
          Aunque Christopher tenga sus particularidades, el lector quedará prendado de su personalidad y de la inocencia que tiene el niño a lo largo de sus páginas. La manera de pensar del niño hace que nos acerquemos mucho más y que logremos empatizar con el (pese a que Christopher no conecte con nadie de su alrededor). No todo es oro, porque también vemos esas partes que son más “conflictivas” y que no todo el mundo es capaz de soportar. El padre del niño es el súmmun de la ternura, se desvive por él y hace lo que puede para que el niño no eche de menos a su madre. Por otra parte, el papel de la madre me ha parecido de un agoismo de primera categoría, no la pude soportar y es que me desagrada de una manera que no pensaba que lo haría.
          Como ya dije anteriormente, nos metemos de lleno en la mente de un niño con Asperger y el libro es como una especie de diario que el terapeuta de Christopher le mandó escribir. Vemos sus obsesiones con los números ya que los capítulos están numerados solo con números primos y también como poco a poco, el niño va relacionando sentimientos y se da cuenta de lo que quieren significar como los pequeños dibujos que encontramos en el que explica que una cara con una sonrisa quiere decir felicidad.
          En definitiva, El curioso incidente del perro a medianoche es un libro que recomendaría tanto para niños como para adultos. Nos metemos de lleno en la mente de un niño con autismo para compartir su forma de pensar y ver como se relacionan con los demás. El protagonista es tan entrañable y tierno como lo es su padre y su forma que lo intenta “proteger” del mundo o de las verdades. Si quieres leer algo diferente, este es tu libro.

Puedes comprar el libro desde aquí: El curioso incidente del perro a medianoche
¿Has leído el libro? ¿Qué te ha parecido? ¿Te llama la atención? Espero tus comentarios más abajo 🙂
Tagged

29 thoughts on “Reseña: El curioso incidente del perro a medianoche, de Mark Haddon

  1. Leí este libro en la universidad, por temas de una asignatura de la carrera, y me encantó porque refleja la cruda realidad de estos individuos
    Ahora me gustaría releerlo para reseñarlo en el blog
    Mil besos^^

  2. Me alegra haber acertado 🙂 porque a varias personas lo recomendé y no les gusto
    Es especial porque a parte de que me guste mucho es el primer libro que leí en ingles(a parte de estos libros por niveles que nos hacían leer y que tenían ejercicios y diccionario para entender) ^^

  3. Este libro lo tengo que leer seguro, porque me llama muchísimo la atención y porque he visto miles de reseñas positivas. Y porque el Asperger es un tema que me interesa mucho.

    Un beso ^^

  4. Tengo a alguien muy cercano a mi con síndrome de Arperger. Este libro no lo he leído, pero uno que me gustó bastante y cuyo protagonista se parece mucho al de este libro es Las normas de la casa, de Jodí Picoult.
    Besos

  5. ¡Hola!

    Me alegro que te haya gustado tanto ^^ Yo leí este libro hace unos 4-5 años, en primero de bachillerato, para la clase de matemáticas, así que iba fijándome más bien en los números que en el hecho de que el niño tiene asperger y tal, que creo que lo habría disfrutado más xD Yo creo que si lo volviese a leer me gustaría más 😛

    ¡Besos!

Deja un comentario para poder leer tu opinión.