reseña

Reseña: El rompecabezas del cabo Holmes, de Carlos Laredo

          Una joven modelo aparece ahogada en la costa gallega, junto con algunos restos del yate en el que viajaba con el presidente de uno de los más importantes grupos empresariales del mundo de la moda, la publicidad y los negocios inmobiliarios, que se da por desaparecido. El cabo de la Guardia Civil José Souto, apodado Holmes por su minuciosidad y su afición a las novelas policíacas, es el encargado de investigar lo que se supone un desgraciado accidente. Cuando empiezan a surgir extrañas y oscuras coincidencias relacionadas con el supuesto naufragio, Holmes se encontrará buscando trabajosamente cada pieza y su lugar en un complicadísimo rompecabezas en el que se mezclan la moda, el lujo y la prostitución, mafiosos de medio pelo, matones barriobajeros y hasta un peculiar y refinado detective privado que contribuirá de forma eficaz y sorprendente a la resolución de un caso en el que nada ni nadie es lo que parece.

          Mi debilidad por la novela negra es innegable y hacía tiempo que le había echado le ojo a esta novela que está ambientado en mi comunidad y concretamente en la zona en la Costa da Morte, sitio donde he pasado bastantes veranos cuando era pequeño. Y si mezclamos a la Guardia Civil, prostitución, mafia, etc., estaba seguro que de ahí saldría algo interesante.

          La aparición de un cuerpo ahogado de una modelo en la costa gallega, inicia una investigación para conocer las causas de tal misterioso suceso. El cabo José Souto, más conocido por el sobrenombre de Holmes por su afición a las novelas policíacas, será el encargado de conocer la verdad en el suceso que envuelve a la modelo. Con la ayuda del detective Santos, poco a poco se irá recomponiendo las piezas del rompecabezas para obtener la verdad en el caso en cuestión ¿Quién está detrás del asesinato? ¿Quiénes son los interesados en la desaparición de Julio del Val?

          Cuando me enfrenté con la novela pensaba que me iba a encontrar a un protagonista capaz de lidiar una investigación pero me llevé la sorpresa que en este caso el cabo Holmes no es el principal, sino que casi todo lo ocupa el detective Santos. Me sentí muy perplejo en ese cambio de roles porque he podido observar esa pérdida de protagonismo hasta pasar a casi un secundario ya que solo aparecía en ciertas ocasiones cuando operaciones policiales le reclamaban. Está claro que Santos tiene un carisma indiscutible y me ha gustado mucho su papel en toda la novela, por no decir que es el personaje que más he disfrutado. Otro de personaje que me ha trastocado un poco ha sido Lina del grupo De Val porque encontré como ciertas incoherencias en su comportamiento o contrariedades que no sabía muy bien como calificar. Pese a eso, creo que el resto de los personajes están muy bien construidos.

          El ritmo de la novela es bastante ágil por la increíble cantidad de diálogos aunque también hay que destacar las descripciones del autor que nos proporcionan una visión única de los sucesos o los lugares donde transcurre la acción, aquí hago especial mención sobre todo a las descripciones de la costa gallega de Finisterre o Corcubión que me han parecido increíbles.

          Quizás la extensión de la novela me ha parecido excesiva para el asunto que está narrando el autor porque en 350 o 450 páginas podría estar todo el caso cerrado, pero como ya dije anteriormente por su agilidad no hay problemas de que sean pesadas algunas partes. En lo referente a la voz narrativa, estamos ante un narrador omnisiciente en tercera persona que nos va contando cada uno de los pensamientos que pasan por la cabeza de nuestros personajes, alternado un personaje a otro y dándonos la visión única que tienen ellos.

          En relación al desenlace, creo que ya iba sospechando en las últimas 150 páginas quien era el culpable de todo el desaguisado y efectivamente, mi mente detectivesca acertó de pleno con mis pronósticos. Me pareció un final decente y aunque predecible está muy bien construido sin caer en lo abrupto y dando una solución fácil.

          Creo que El rompecabezas del cabo Holmes es una novela que a los amantes del género les gustará. Pese a que el cabo Holmes pasa a ser casi un secundario, la fuerza del relato lo tiene el detective Santos (y desde aquí pido al autor una novela solo para él) que copará casi todo el protagonismo a lo largo de sus páginas. Muy ágil en su narración y con un final muy bien construido aunque predecible.

Puedes comprar el libro desde aquí: El rompecabezas del cabo Holmes
Gracias a la editorial SinErrata por el ejemplar
¿Has leído la novela? ¿Te apetece leer el libro? Espero tus comentario abajo 🙂

Tagged

14 thoughts on “Reseña: El rompecabezas del cabo Holmes, de Carlos Laredo

  1. ¡Hola! Aún no comencé con la novela negra, pero esta lectura parece interesante con el caso de la modelo y eso… Me gusta eso del cambio de protagonista, es decir… Darle más protagonista a Santos y no a Holmes, me gustan en sí esos giros. ¡Saludos!♥
    PD: ¡Tienes una nueva seguidora! Felices lecturas, xoxo. A

  2. ¡Hola! Por mala suerte yo he tachado del mapa a las novelas negras… Después de leer muchos libros del género ya no me atrae ninguno, ni este… Igualmente gracias por la reseña :3 ¡Un besito!

Deja un comentario para poder leer tu opinión.