reseña

Reseña: Consummatum est, de César Pérez Gellida

SINOPSIS
          La pequeña localidad islandesa de Grindavik amanece con todos los miembros de una familia bru­talmente asesinados. En uno de los países del mundo con menor tasa de homicidios por habitante, el comi­sario de la Brigada de Homicidios de Reykjavik, Ólafur Olafsson, se enfrenta al caso más escabroso que ha visto justo en el ocaso de su carrera profesional. Pero muy pronto todas las pistas empiezan a apuntar hacia un sofisticado asesino en serie, Augusto Ledesma, que durante varios años ha ido componiendo una siniestra poética de versos regados de sangre a lo largo y ancho de Europa.
          Ante tales evidencias, la INTERPOL decide poner al frente del caso al jefe de la Unidad de Búsqueda In­ternacional de Prófugos, Robert. J. Michelson, que se rodeará de un grupo especial integrado por algunos «viejos conocidos» del asesino.
          En Consummatum est el lector asistirá al ansiado desenlace de una trilogía —Versos, Canciones y troci­tos de carne— que ha robado el sueño a quienes leye­ron Memento mori y continuaron recorriendo los la­berintos de la mente criminal con Dies irae. El singular y novedoso estilo narrativo de Pérez Gellida promete no dejar a nadie indiferente en este magistral e im­previsible acto final.
OPINIÓN
¡OJO! HAY SPOILERS
          Ya hemos llegado al final de esta fantástica trilogía que me ha dejado con ganas de leer mucho más de César Pérez Gellida. Quería traer la reseña ayer pero entre que el fin de semana tuve poco tiempo para leer por diversos motivos pues os la traigo el martes. Si tuviera que resumir toda la trilogía en una sola palabra, esta sería GENIAL por la cantidad de grandes momentos que hemos pasado a lo largo de todos estas páginas. Sin duda, ha sido la sorpresa del mes que ocupa un puesto muy alto.
          Continuamos la senda de Augusto Ledesma que continua su huida de nuestros protagonistas para poder seguir con su obra que tiene en mente, la inmortalidad de su trabajo. Y para ello decide trasladarse a Islandia para vengarse de el que creía un antiguo compañero, aquí conocemos a Ólafur Ólafsson, comisario de la Brigada de Homicidios de Reykjavik, que se ha empeñado que removerá cielo y tierra para encontrar al asesino. Con la ayuda de Robert J. Michelson se crea un equipo de investigación y búsqueda de Augusto que lo conformarán Sancho, Gracia, Erika y Ólafur para terminar de una vez por todas el reguero de victimas que este anda dejando por su paso. Viajaremos por media Europa para terminar en el lugar donde todo esto ha empezado con un final de infarto.

          Lo que viene siendo tónica habitual de sus anteriores entregas, este lo mantiene con creces. El ritmo ágil parece digno de una película de Hollywood y no es las primera vez que me imaginaba las escenas viéndolas desde la pantalla de un cine. Acción por todos los lados que te mantiene pegado y que siempre te deja con ganas de leer el siguiente capítulo para devorarlo casi literalmente.
          Creo que este ha sido el culmen de los personajes en todos los aspectos, nos hemos adentrado para conocer al verdadero Augusto, pasamos los malos momentos de Sancho al descubrir un tremendo palo que cambiará por completo parte de su vida y lo tomará como una afrenta personal por el jamás de los jamases. Erika Lopetegui intenta descubrir la verdad del pasado así como terminar la tarea de su padre, Gracia seguirá luchando con Sancho a la vez que se da cuenta la situación que tiene en su casa con su hijo que le hará replantearse muchos asuntos y con Ólafur Ólafsson bajamos a los infiernos de sus demonios personales para salir de ellos fortalecidos. Grandes personajes con un carácter único que los hace irrepetibles y que logres empatizar completamente con ellos.
          El narrador es omnisciente en tercera persona excepto, como en el libro anterior, las partes de Augusto son en primera persona y debo de admitir que ha sido un acierto para poder permitirnos entrar en la mente del asesino. En un mismo capítulo vamos alternando las diferentes vistas de los protagonistas y el antagonista, una sucesión de acciones que llegarán a un punto final de la obra de Augusto. Un remate cerrado que no deja cabos sueltos, todas nuestras dudas han sido resultas dejando un final muy digno para tan grande novela. Lo se, no paro de decir elogios por la trilogía pero debo de admitir que hacía tiempo que no encontraba una novela de esta temática que me llegara a gustar tanto y que la pone en los primeros puestos de mi lista de recomendaciones.
          En las últimas páginas podemos encontrar una recopilación de los poemas que el asesino dejó a sus víctimas así como una recopilación de la banda sonora, porque hemos de recordar que este libro viene con música debajo de sus páginas. Una manera de interactuar con el lector y ponerte en la misma situación de Augusto: siéntelo y vívelo.

          Sin lugar a dudas, como dicen los hispters, esto debe de ser un must en tu estantería. Si te gusta la acción sin límites, los finales de infarto, unos personajes que llegas a amar y odiar al mismo tiempo y una estupenda recolección de música y poesía, la trilogía de Versos, canciones y trocitos de carne es tu novela. Por mi parte, no perderé de vista a César porque le auguro una fantástica carrera como escritor y que nos mantendrá a todos sus lectores atentos a sus próximos títulos. Una última cosa quiero decir… ¡Hay que joderse!
Puedes comprar el libro desde aquí: Consummatum est: Versos, canciones y trocitos de carne III
¿Qué te ha parecido la trilogía? ¿La recomendarías a tus conocidos? Escribe tus comentarios abajo 🙂

20 thoughts on “Reseña: Consummatum est, de César Pérez Gellida

  1. Tengo muchas ganas de ponerme con esta trilogía, me llama mucho la atención. ¡Gracias por la reseña!
    Tu blog me ha gustado mucho, te sigo y te invito a pasarte por mi blog 😀
    ¡Un beso! ¡Nos leemos!

  2. ¡Hola! Qué curioso lo de la música relacionada con el libro :3 Parece una trilogía realmente interesante, quizás en un futuro me anime, ahora mismo no porque estoy super atrasada con mis lecturas pendientes >.< jajajaja Eso que dices de que siempre es tercera persona menos con el asesino me llama la atención, mi escritor favorito de novela policiaca (John Verdon) hace precisamente eso y es ¡genial! 😀 Muchas gracias por la gran reseña, ¡un besito!

  3. He leído por encima que es una trilogía que aún tengo pendiente. Pero veo que la has disfrutado mucho. Así que más razones para ver si consigo animarme y leerla prontito.
    Besotes!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *